Reflexionemos sobre el silencio…





El silencio existe en un gran número de formas posibles que sirven para explicarlo como un acto de fe, de sabiduría y de grandeza, así como lo contrario a todo ello. El silencio es un acto de pensar. Por eso, el sentido del pensamiento es un fenómeno interior donde uno reflexiona en silencio acerca de algún tema. Existe también un segundo tipo de silencio es el que proviene de comprender que hay un abismo tremendo entre nuestros pensamientos y los demás, como está dicho "Mis pensamientos no son tus pensamientos".

Por eso el silencio es seguridad. Es decir, forma parte de la raíz del asunto. Y muchas veces esta puede ser la causa del remordimiento en las ocasiones cuando mantenerse callado es censurable.

Pero no decir nada en el momento apropiado es una característica de los seres humanos verdaderos, precisamente, como hablar en la ocasión apropiada es una de las cualidades más nobles.

Qué diferencia hay entre un siervo que está en silencio para protegerse de la mentira y la charlatanería y un siervo que está en silencio porque está abrumado por el poder del temor que siente!

El silencio tiene dos partes, quietud externa y la quietud del corazón y la mente.

Hoy les dejo estas palabras sabias: “Cuando el discurso te engañe, quédate en silencio. Cuando el silencio te engañe, habla.”


Un gran sabio dijo: “El silencio es la lengua de la indulgencia.” Otro sabio dijo: “Aprendan del silencio como han aprendido del habla. El habla los guiará, y el silencio los protegerá.” Se dice: “La castidad de la lengua es su silencio.” Y se dice: “La lengua es como una bestia de presa. Si no la atan, los atacará.”

Otro sabio dijo: “Aunque silenciaras tu lengua, no serías salvado de la conversación de tu corazón. Aunque te volvieras anciano y te secaras, no estarías purificado de la charla de tu ego. Aunque lucharas con cada esfuerzo, tu alma no te hablaría, pues es la que oculta el secreto interior.”


AMA LA REALIDAD QUE CONSTRUYES
Y NADIE DETENDRÁ TU SUEÑO
MEBA

No hay comentarios: