Amargarse la vida es fácil

Reflexionar sobre la influencia que ciertos pensamientos tienen sobre nuestras emociones y conductas ayuda a ser menos pesimistas. Es relativamente frecuente toparse con personas instaladas perpetuamente en la amargura, en la tristeza, el pesimismo y el desinterés.

La primera pregunta que nos asalta cuando nos encontramos con estas actitudes es, si son el resultado de una insistente acumulación de disgustos, mala suerte, decepciones, desengaños y fracasos a lo largo de toda una vida o si más bien se trata de una opción voluntariamente elegida, cuya posición ante uno mismo y ante los demás responde a percepciones muy subjetivas, o incluso a un cierto modo ético-estético de entender las cosas.
Todos a lo largo de nuestra vida conocemos a personas empeñadas en encontrar siempre el lado negativo de todo lo que acontece a su alrededor: son los pesimistas tenaces, que se dicen "realistas".

Cualquiera de nosotros tiene motivos suficientes -por su día día- para preocuparse o entristecerse. Pero señores, estropearse la vida a propósito es para mí una habilidad que se aprende y se fortalece con cada actitud de ésta índole. ¿Acaso no es suficiente con sufrir experiencias negativas?

A veces de manera inconsciente la profundizan con ciertas actitudes. Lo peor es, que quienes se empeñan en ver siempre el lado negativo de las cosas, además de convertirse en personas infelices, tienen una penosa facilidad para amargarle la vida a quienes tienen al lado, especialmente si éstas son niños o jóvenes, que dependen emocionalmente de la persona siempre insatisfecha.

Las experiencias desagradables tienden a amarrarnos al pasado y a inhibirnos el futuro, porque nos condicionan y atemorizan. Simplificando un poco, si es así dará igual cómo nos vayan las cosas realmente, porque si mostramos siempre una predisposición negativa y pesimista, los momentos dichosos, si esos instantes colmados de felicidad los tamizaremos en exceso y los percibiremos con desconfianza y reservas, sin anotarlos a nuestro “haber”.Ser feliz, Ser positivo es una actitud que estamos obligados a asumir. Aprendamos a ser felices. A disfrutar todo lo que se haga pues la vida es hermosa con todos sus matices..

MEBA




No hay comentarios: