Sin miedo



  • Acéptate y ámate tal cual eres. Nadie es perfecto y nadie tiene el poder de juzgarte. Además, si tú misma eres incapaz de apreciarte cómo pretendes que otros lo hagan.

  • La gente se siente atraída por personas de buen carácter, y que transmitan lo bien que se sienten interiormente. Cuando te hayas abierto al amor y aceptándote a ti misma, verás que tu trato con los demás será amoroso y que te responderán de igual modo.

  • Libérate de las barreras que te han estado colocando: la familia, las amistades, la sociedad, haciéndote sentir que eres inmerecedora del amor o que éste debes ganártelo.

  • Tus propios miedos y/o defectos que encuentras en ti, te hacen creer que no mereces ser amada. Ese episodio secreto de tu vida (según tú terrible) y escondes, te atemoriza porque piensas que si alguien lo descubriera, jamás te amaría. Pues, aceptate, porque eres tu mayor tesoro.


    "Si la tristeza te invade, ¡sonríe! Si el sonreír no basta, ¡silva! Si el silbar falla, ¡canta! Busca dentro de ti los muchos motivos que tienes para ser feliz y estar agradecido, la tristeza se irá desvaneciendo como la nieve ante la caricia cálida del sol. Si estás triste, no le des más cuerda al abatimiento, levanta tu ánimo! Actúa como una persona feliz, y esta emoción se irá convirtiendo en una actitud permanente".

No hay comentarios: