Heridas Emocionales

A lo largo de nuestra vida experimentamos diferentes y variadas situaciones. Experimentamos circunstancias de alegrías y circunstancias no tan alegres. Las experiencias de dolor, sufrimiento, ansiedad, rabia, tristeza, miedo, desesperación, pánico o agresión conforman parte de nuestras heridas emocionales. Todos tenemos un pasado que puede influir para bien o para mal en nuestro presente en nuestras relaciones. Hacernos consciente es un paso importante.  

Viktor Frankl (1905 - 1997 Neurólogo y psiquiatra austriaco, fundador de la logoterapia. Quien sobrevivió a varios campos de concentración Nazis), nos cuenta de su sanación con esta corta frase:

“El hombre es hijo de su pasado más no su esclavo, y es padre de su porvenir”.

Ser el dueño de nuestro destino, es tomar conciencia; significa hacer una introspección, significa conocernos profundamente, hacer un alto para reflexionar acerca de nuestra experiencia, de lo que se vivió, y aprender a desintoxicarse de los pensamientos y emociones negativos.

Significa perdonar y perdonarnos, significa reconocer la responsabilidad de cada una de las partes implicadas, incluyendo la nuestra, reconocer y admitir que haga lo que haga, el pasado no va a cambiar, cambia es nuestra actitud ante los hechos y para lograrlo, debemos comenzar a sanar desde adentro, sanar nuestra autoestima, despertar y reconocer que somos personas valiosas, con talento, personas auténticas, capaces de aportar y aportarnos cosas buenas, darnos cuenta de que tenemos un potencial enorme para hacer lo que nos propongamos y de cocrear nuestro propio porvenir y bienestar.

  • Yo soy paciencia y confianza plena, libero y perdono todo vínculo desarmónico establecido en mis relaciones pasadas. Decido liberar y liberarme de todas las personas y los agravios del pasado. Yo soy libre para vivir nuevas y magníficas experiencias. Ahora mi momento presente se vuelve más rico y pleno.
  • Yo soy la persona más importante de mi vida, me acepto, me reconozco, confió en mí, no estoy solo(a), me tengo a mí mismo(a), a partir de aquí y ahora decido crear relaciones sanas, amorosas y productivas. Los cambios que tenga que hacer lo haré de manera razonable y sana. Soy un ser extraordinario, valioso(a), importante, estoy consciente quiero, puedo y logro sanar mis heridas emocionales.
  • Yo soy una persona buena, inteligente, hermosa y soy capaz de relacionarme sanamente conmigo y también con quien yo decida estar, aquí y ahora me hago consciente de transformar mis debilidades en fortalezas, me acepto como ser excepcional, me apruebo como un ser humano grandioso, amoroso, sano, porque pertenezco a este Universo, me amo y me respeto.

...Meba...

Reflexiones: Las Relaciones humanas



El erizo es un animal que no soporta el frío, cuando llega el invierno éste toma la forma de una bola para hibernar. Pues bien, estos pequeños animales sirvieron de inspiración al filósofo alemán Arthur Schopenhauer para crear una parábola sobre las relaciones humanas en 1851: El dilema del Erizo
Durante la era glacial, muchos animales morían por causa del frío. Los erizos, percibiendo esta situación, acordaron vivir en grupos; así se daban abrigo y se protegían mutuamente. Pero las espinas de cada uno herían a los vecinos más próximos, justamente a aquellos que le brindaban calor. Y por eso, se separaban unos de otros.
Pero volvieron a sentir frío y tuvieron que tomar una decisión: o desaparecían de la faz de la tierra o aceptaban las espinas de sus vecinos. Con sabiduría, decidieron volver a vivir juntos. Aprendieron así a vivir con las pequeñas heridas que una relación muy cercana les podía ocasionar, porque lo realmente importante era el calor del otro. Y así sobrevivieron.
“La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas; es aquella donde cada uno acepta los defectos del otro y consigue perdón para los suyos propios. Donde el respeto es fundamental”.


Somos libres de elegir nuestras relaciones, somos libres de elegir con quienes compartir nuestra vida, de poder amar, disfrutar y respetar a nuestros semejantes o rechazarlos y distanciarlos. Está en cada uno, aceptar o no las espinas de los demás para poder convivir aprendiendo, está en nosotros el deseo y la voluntad de cultivar amistades, amores, compañeros de viaje, todos son nuestros mentores para crecer como persona. Tenemos incluso, el privilegio de aprender de esas espinas, de la incomprensión de los demás, todas esas circunstancias son lecciones que nos llevan a mejorar y perfeccionar defectos propios que en muchas ocasiones los reconocemos, al verlos en quienes nos hieren.

“Conocer a los demás, es sabiduría; pero conocerse a sí mismo es sabiduría superior. Imponer su voluntad a los demás, es fuerza; pero imponérsela a sí mismo, es fuerza superior. Bastarse es la verdadera riqueza; dominarse es el verdadero carácter”. LAO-TZU: “

En las distintas relaciones hay aspectos que son comunes y fundamentales:

  • Cada persona debe responsabilizarse de su felicidad. Porque el amor hacia la otra persona parte de un sólido amor propio y de una buena autoestima. Valorarse! 
  • Nutrir una relación implica mantener una comunicación positiva, abierta, sincera, incluso cuando hay discusiones y conflictos. Ser Asertivo!! 
  • Ser flexibles y tolerantes es básico, pese a no estar de acuerdo, se debe intentar elevar la capacidad de entendimiento hacia la otra persona, respetando sus decisiones y aceptándolo tal y como es, o deberá alejarse y reconsiderar la decisión de mantener la relación. Empatía! 
  • Cada persona tiene su personalidad, y es casi inevitable encontrar aspectos del otro que no nos agraden. Aceptación y comprensión! 
  • Aprender a compartir espacio y tiempo, alegrías y tristezas, éxitos y fracasos, son dualidades que pueden estar presente en una relación. La forma de asumirlas es lo que fortalece la relación. Actitud positiva! 

En definitiva, una relación sana vive en el presente, en el aquí y ahora. Forjan juntos un hermoso presente uno al lado del otro, como compañeros de vida que miran en la misma dirección, que tienen proyectos en común y propios, que actúan en equipo y comparten proyectos simultáneos con el mantenimiento de aquellos que tiene cada uno por separado y como dice Walter Winchell, “nunca por encima de ti, nunca por debajo de ti, siempre a tu lado”. Sabiduría y fuerza superior para dominarse: el verdadero carácter de SER. 

Todas las relaciones deben aprender de los erizos, utilizando la sabiduría y fuerza superior para dominarse y así convivir, compartir y protegerse mutuamente. 

Herramienta de sanación
Divinidad, ayúdame a armonizar todas las relaciones conflictivas que existen en mi vida, para así poder vivir plenamente en armonía conmigo mismo(a) y con todos los que me rodea. Lo siento, perdóname, te amo, gracias!

Te amo profundamente, por esa razón te suelto, te regreso a ti. Te devuelvo tu poder y tomo el mío, te devuelvo con profunda gratitud todo lo que me diste y tomo todo lo que me pertenece. Reconozco todo lo bueno que me diste y todo lo que hiciste por mí. Gracias infinitas! Lo siento, perdóname, te amo, gracias!

...Meba...

REFLEXION SOBRE EL PERDÓN


Perdemos horas, días, años, y hasta una vida, perdemos preciosos momentos, sólo porque no perdonamos. El perdón te hace libre. Y sólo a través del perdón se pueden restaurar las relaciones más importantes.




Desafía! Irradia la belleza que creas, en vez de reflejar la belleza que ves a tu alrededor.
...Meba...